Discurso del presidente Vladímir Putin durante el desfile del Día de la Victoria. Mayo 9 de 2018

0
85

 9 de mayo es un día especial para los rusos. Celebran el Día de Victoria sobre la Alemania nazi. Es una fiesta con lágrimas en los ojos, según una famosa canción soviética.

Y es que perecieron alrededor de 40 millones de personas durante la Gran Guerra Patria, término con que denominaron en la URSS a la lucha de su pueblo contra el Tercer Reich. Casi no hay familias en Rusia que no tengan a su herido o muerto en aquella contienda mundial. Es por ello que las celebraciones de la derrota de la Alemania hitleriana incluyen siempre un minuto de silencio.

Y así fue este 9 de mayo en Moscú y en otras ciudades rusas donde rindieron homenaje a los héroes de la Gran Guerra Patria con desfiles militares con motivo del 73º aniversario de la victoria sobre el fascismo. El más grande tuvo lugar en la Plaza Roja, donde uno de los actos centrales fue el discurso del presidente Vladímir Putin.

“Rendimos homenaje a la memoria de todos quienes nunca volvieron de aquella guerra: hijos, hijas, padres, madres, abuelos, maridos, esposas, hermanos, hermanas, camaradas de regimiento, próximos y amigos. Lamentamos la partida de los veteranos que ya no están con nosotros”, indicó el mandatario.

Asimismo, repudió los intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial.”Fue la Unión Soviética quien determinó el resultado de la Segunda Guerra Mundial. Nuestro soldado, nuestro pueblo hizo una gran hazaña. Logró la victoria a un coste enorme, irreparable. Defendió la dignidad y la soberanía de su patria, sacrificándose tanto en los frentes como en las retaguardias. Hoy en día tratan de borrar la hazaña del pueblo soviético que salvó a Europa y el mundo de la esclavitud, de la destrucción, de los horrores del Holocausto. Tratan de tergiversar los acontecimientos de la guerra, relegar al olvido a los verdaderos héroes, falsificar, reescribir, distorsionar la historia. Nunca lo permitiremos”, subrayó.

Una vez terminado el discurso de Vladímir Putin, comenzó un espectacular desfile militar. Participaron en el mismo unos 13.000 efectivos, 159 equipos bélicos y 75 aeronaves. En particular, se exhibieron por primera vez vehículos de apoyo de tanques ‘Terminator’, cazas de quinta generación Su-57, así como el innovador sistema de misiles hipersónicos ‘Kinzhal’, capaz de eludir todos los escudos antimisiles existentes.

Más información: El Desfile de la Victoria, visto en primera persona: un extranjero en la Plaza Roja (fotos)

El desfile lo siguió en persona el corresponsal de Sputnik Miguel Julià Cano, quien se mostró gratamente impresionado por el mismo. Asistió también el embajador venezolano ante el Kremlin, Carlos Faría Tortosa, quien calificó lo visto como “un evento extraordinario”. Por su parte, el general de las Fuerzas Armadas mexicanas Héctor Jiménez Aldana afirmó estar “es muy emocionado”.

El que haya tantos latinoamericanos en estos días en Moscú solo es sorprendente a primera vista. Y es que muchos países de la región aportaron a la victoria sobre la Alemania nazi, entre ellos Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Panamá, Uruguay y Venezuela. Asimismo, allí encontraron refugio muchos de quienes huyeron en aquel entonces del infierno de la Segunda Guerra Mundial.Quizás lo más emotivo de las celebraciones del Día de la Victoria en Rusia sean las llamadas marchas del ‘Regimiento Inmortal’. Se trata de una iniciativa nacida en 2011 en la ciudad siberiana de Tomsk. Ahora tiene una proyección internacional y radica en que sale la gente a las calles portando retratos de sus familiares que participaron en la Gran Guerra Patria.

Estar presente en la Plaza Roja con la foto de su bisabuelo, caído en aquel conflicto, se convirtió ya en una tradición para la joven rusa Tatiana, según confesó en entrevista con Radio Sputnik.

Temas relacionados: Cómo los mexicanos perciben el papel de Rusia en la II Guerra Mundial

Las celebraciones del Día de la Victoria en Rusia culminarán con grandiosos fuegos artificiales a lo largo y ancho de un país que nunca olvida entre los festejos del 9 de mayo el dolor y el sacrificio que significaron para su pueblo los infernales acontecimientos del siglo pasado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here