DEBATES A LA REFORMA A LA JUSTICIA

0
88

DEBATES A LA REFORMA A LA JUSTICIA

¿Qué tanto apela al ciudadano corriente el proyecto de reforma a la justicia que ahora intenta debatirse?
¿Lograrán las organizaciones sociales de empleados y funcionarios de la rama judicial, Asonal entre ellas, generar mediaciones para la cultura cívica y jurídica de la sociedad entre las cumbres o altas Cortes y el usuario llano de los servicios de la administración de justicia?
¿O, se reducirá nuevamente esta pretendida reforma a la justicia, como se dijo en el Conversatorio de Cartagena de esta semana, a que los agentes del Estado propugnen sólo por “cambiar el gobierno de la rama judicial”?..
Son algunos de los interrogantes que surgen necesariamente del proyecto de reforma a la justicia que promueve y apoya el gobierno de Duque y que obra como referente de algunas otras propuestas de reforma en curso que habrán de activarse aún más, con la sociedad en su conjunto y los usuarios de los servicios de la administración de justicia, si de verdad se aspira a que la justicia sea un componente central de la construcción de la paz y la convivencialidad democrática y civilizada entre los colombianos.
Es cierto que el elemento presupuestal, de garantizarse acorde con las necesidades reales actuales, es fundamento de autonomía e independencia judicial. Pero una administración de justicia digna de los colombianos de hoy habrá de estar a la altura también de los enaltecedores propósitos de construcción de una convivencialidad democrática que supere los actuales niveles de violencia y autodestrucción social que afronta Colombia.
Los debates a la Reforma a la Justicia habrían de servir a iluminar los caminos paras medidas que comiencen a resolver estos problemas que subyacen a las inquietudes sobre la Justicia en Colombia. El rol activo de ciudadanos, junto a empleados y funcionarios de la rama judicial y sus organizaciones sociales, es factor clave para que la reforma a la justicia no sea sólo discusiones de ocasión en “las cumbres” o en las altas Cortes.-H.M.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here