Alirio Uribe denunciará a Marta Lucía Ramírez por injuria y calumnia

0
357

Redacción Politíca

El representante del Polo Democrático señala que la precandidata presidencial lo ha relacionado con actividades ilegales, como el secuestro.

Alirio Uribe denunciará a Marta Lucía Ramírez por injuria y calumnia

Redacción Politíca

El representante del Polo Democrático señala que la precandidata presidencial lo ha relacionado con actividades ilegales, como el secuestro.

Agencia EFE

El representante a la Cámara Alirio Uribe denunciará este miércoles a la precandidata presidencial Marta Lucía Ramírez por sus declaraciones en el programa Opina Bogotá, del Canal Capital, en el que lo señala de guerrillero y secuestrador.

En el texto de la denuncia, que será radicada a las 9:30 de la mañana de este miércoles en la Fiscalía y que conoció El Espectador, el representante del Polo Democrático cita varias de las intervenciones de Ramírez en el programa televisivo en las que, según Uribe, lo relaciona con grupos armados ilegales y con la actividad de secuestro.

“Esta práctica de la señora Marta Lucía Ramírez de acusarme y señalarme de guerrillero, terrorista y secuestrador no es nueva. Ella, de manera reiterada, me ha acusado por redes sociales de delitos y prácticas que jamás he cometido”, señala Uribe en el texto de la denuncia.

Agrega el representante: “Jamás he tenido algún nexo con grupos al margen de la ley y menos he empuñado un arma. Al contrario de lo que me acusa la señora Ramírez, he defendido la vida en todas sus expresiones de forma pacífica, bajo los principios de la solidaridad y la paz”.

Este es el texto completo de la denuncia:

Bogotá, D.C. 24 de enero de 2017

 

Doctor

Néstor Humberto Martínez

Fiscal General de la Nación   

Diagonal 22B No. 52-01 (Ciudad Salitre)

Ciudad

Ref. Denuncia Penal contra la señora Marta Lucía Ramírez.   Por los delitos de: Injuria y calumnia.

Alirio Uribe Muñoz, identificado como aparece al pie de mi firma, obrando en mi condición de

Representante a la Cámara por Bogotá, quien para los efectos pertinentes puedo ser citado en la Carrera 7 No. 8-68 Oficina 506Bdel Edificio Nuevo del Congreso. Me dirijo a usted a efectos de formular denuncia penal en contra de la señora Marta Lucía Ramírez Blanco por los hechos y motivos que se describen a continuación, los cuales presuntamente se adecuan a las conductas de Injuria y Calumnia, descritas en los artículos 220 y 221 del Código Penal Colombiano.

 

  1. HECHOS

Desde el 21 de noviembre de 2017 hasta el 14 de diciembre de 2017, el programa Opina Bogotá del Canal Capital habló con los candidatos presidenciales, Esto, de cara a que la ciudadanía conociera las propuestas de cada uno de los candidatos, al momento de ejercer su derecho para escoger el próximo presidente del país, en este programa una de las invitadas fue la señora Marta Lucia Ramírez Blanco, quien es su intervención nuevamente me acuso de guerrillero, puntualmente señalo: “Yo le diría al señor Alirio Uribe que mientras él estaba en la guerrilla, mientras él estaba atentando contra esta democracia, mientras él estaba empuñando un fusil contra esta institucionalidad”.

 Más adelante en esta misma entrevista señalo:

“(…) Tercero, en esa época, es cierto, habían más de tres mil secuestros al año, que venían,  además imagínese usted, de mucho tiempo atrás y nosotros lo que hicimos de inmediato, con todo el esfuerzo con información de la sociedad civil, con muchísimas redes de ciudadanos en conexión con la Policía y todo de verdad en jaque a los secuestradores su actividad, nosotros entonces también en los dieciocho meses bajamos cerca de cuatrocientos o quinientos  secuestros, pero repito es que es una política pública que se dejó escrita y sembrada y que en los primeros cuatro años del gobierno Uribe la seguridad democrática había bajado la tasa de secuestros  creo que a la mitad, lo cierto es que al final   del gobierno Uribe los secuestros estaba alrededor de 300 y pico al año después que venían de 3000 al año que era la actividad a la que se dedicaba gente como Alirio Uribe”. (negrilla y subrayado fuera del texto).  

 Esta práctica de la señora Marta Lucia Ramírez de acusarme y señalarme de guerrillero, terrorista, secuestrador no es nueva, ella de manera reiterada me ha acusado por redes sociales de delitos y prácticas que jamás he cometido. Estas afirmaciones las ha hecho por su cuenta oficial de Twitter, tal y como se observa a continuación:

Este tipo de aseveraciones reiteradas por parte de la señora Marta Lucia Ramírez en sus cuentas de twitter  y en su entrevista en anal Capital configuran claramente los delitos de injuria y calumnia, porque tal y como lo señala la Corte Suprema de Justicia “la injuria es cualquier actuación que envuelve un desprecio intencionado y manifiesto hacia otra persona, se refleje en una agresión física o no”[1]

Las declaraciones dadas en los medios de comunicación y en las redes sociales afectan gravemente mis derechos al buen nombre y al honor, no es concebible que personas como la señora marta Lucia Ramírez, profesional en Derecho realice este tipo de señalamientos sin ningún soporte legal.

Desde primer año de derecho se enseña que toda afirmación debe estar debidamente probada y como es notorio, cada vez que la señora Marta Lucia tiene oportunidad de refiere a mí, me acusa de guerrillero, secuestrador, terrorista, entre otros sin tener ni una sola prueba de mi supuesta condición de guerrillero.

 

  1. FUNDAMENTOS DE DERECHO

Los delitos de injuria y calumnia están contemplados de la siguiente manera en el Código Penal colombiano:

Artículo 220. Injuria. El que haga a otra persona imputaciones deshonrosas, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años y multa de diez (10) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

 Artículo 221. Calumnia. El que impute falsamente a otro una conducta típica, incurrirá en prisión de uno (1) a cuatro (4) años y multa de diez (10) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Sumado a lo anterior, es necesario tener en cuenta el artículo 223 de este código que señala:

Artículo 223. Circunstancias especiales de graduación de la pena. Cuando alguna de las conductas previstas en este título se cometiere utilizando cualquier medio de comunicación social u otro de divulgación colectiva o en reunión pública, las penas respectivas se aumentarán de una sexta parte a la mitad. (Subrayado fuera del texto).

Si se cometiere por medio de escrito dirigido exclusivamente al ofendido o en su sola presencia, la pena imponible se reducirá hasta en la mitad.

La jurisprudencia de la Corte Constitucional en su sentencia C-392 de 2002, señalo:

3.2.  La protección de los derechos a la honra y al buen nombre en el Código Penal.

  En el título V de la Ley 599 de 2000 relativo a los delitos que atentan contra la integridad moral de las personas se tipifican la injuria y la calumnia.

 De acuerdo con el artículo 220 del Código Penal, el que haga a otra persona imputaciones deshonrosas, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años y multa de diez (10) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes. A la misma pena estará sometido quien profieran injurias por vías de hecho.

 Según  la jurisprudencia de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia,  para que el delito de injuria se estructure se requiere (i) que la persona  impute  a otra conocida o determinable un hecho deshonroso, (ii) que quien haga la imputación tenga conocimiento  del carácter deshonroso de ese hecho, (iii) que el carácter deshonroso del hecho imputado  dañe o menoscabe  la honra de aquella persona, (iv) que quien haga la imputación  tenga conciencia  de que el hecho atribuido tiene esa capacidad de dañar o menoscabar la honra de la persona[15].

 Es decir que la legislación colombiana solo consagra como sancionable el comportamiento doloso, esto es, el realizado sabiendo que la imputación que se hace es deshonrosa para el agraviado, y pese a ello queriendo hacerla.

  La misma conducta dolosa se exige en el caso de la calumnia, pero en ese caso se trata específicamente de la imputación falsa de una conducta punible, hecha con la intención de causar daño en el patrimonio moral de una persona.  

 Al respecto el artículo 221 del Código Penal señala que “el que impute falsamente a otro una conducta típica, incurrirá en prisión de (1) a cuatro (4) años y multa de diez (10) a mil (1000) salarios mínimos legales mensuales vigentes”. 

 Los requisitos establecidos en esta jurisprudencia para que se tipifiquen estos delitos, se cumplen a cabalidad, Así:

 

  1. Que la persona impute a otra conocida o determinable un hecho deshonroso:

 La Señora Marta Lucia Ramírez desde su cuenta de Twitter @mluciaramirez y en declaraciones en los medios de comunicación, en especial la declaración rendida para el programa Opina Bogotá del Canal Capital, difundidas en las distintas emisiones del canal y publicadas en el canal de Youtube del mismo, en donde me acusa y agrede señalándome de ser guerrillero, secuestrador, terrorista, hecho abiertamente deshonroso en la medida en que no podrá probar mi supuesta vinculación a grupos guerrilleros y mucho menos de terrorista secuestrador.

Toda mi vida y mi ejercicio como abogado defensor de derechos humanos en Colombia ha sido publica y jamás he tenido algún nexo con grupos al margen de la ley y menos he empuñado un arma.

Al contrario de lo que me acusa la señora Ramírez, he defendido la vida en todas sus expresiones de forma pacífica, bajo los principios de la solidaridad y la paz. Durante todos estos años de ejercicio de mi profesión he defendido a muchísimas victimas de vulneraciones de derechos humanos, quienes por la guerra que vivió este país, padecieron la desaparición forzada, las ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, masacres y reclutamiento forzado.

 

 

  1. Que quien haga la imputación tenga conocimiento del carácter deshonroso de ese hecho

Es evidente que la señora Marta Lucia Ramírez es una persona que goza de capacidad jurídica y física para comprender que la imputación que me hace tiene un carácter deshonroso y que su actuar podría generar una campaña de odio en mi contra, sin tener los elementos probatorios para comprobar su afirmación afecta mi buen nombre.

Además, es evidente que en su condición de Abogada conoce perfectamente que para realizar estas acusaciones debe tener las pruebas del caso.

 

  1. Que el carácter deshonroso del hecho imputado dañe o menoscabe la honra de aquella persona

Cuando la señora Marta Lucia Ramírez asegura en medios de comunicación y en una red social como twitter, que soy un “guerrillero, secuestrador, terrorista”, sin que tenga ninguna prueba y mucho menos una sentencia debidamente ejecutoriada, menoscaba mi honra y buen nombre.

Máxime, cuando las realiza sin ningún rigor en medios de comunicación en los que no tengo la oportunidad de controvertir y mucho menos exigir que presente las pruebas del caso, dejando un manto de duda sobre mi honra y mi buen nombre.

Y afirmo que afecto mi honra porque gracias a sus declaraciones la opinión o estimación que los demás tienen de mi es de que soy un guerrillero, secuestrador y terrorista, lo cual afecta mi reputación, mi buen nombre

 

  1. Que quien haga la imputación tenga conciencia de que el hecho atribuido tiene esa capacidad de dañar o menoscabar la honra de la persona

 Este tipo de declaraciones, como las de la señora Ramírez además de perturbar mi honor, afecta gravemente mi integridad moral y mi dignidad, creando una falsa percepción en la ciudadanía con falsas acusaciones.

La señora Ramírez Blanco, es una persona publica e influyente en el país y sus actuaciones en muchas oportunidades son recibidas y escuchadas por muchas personas, por eso estoy convencido que se tiene una obligación no solo legal sino moral de respetar y garantizar los derechos de los demás, especialmente cuando son personas que ocupan algún cargo público o aspiran a ocupar algún cargo público.

Por esto señor Fiscal, con los fundamentos de hecho y de derecho que he descrito hasta este momento, es evidente que las declaraciones rendidas por la señora Marta Lucia no son más que injurias y calumnias, que no solo afectan mi honra, honor y buen nombre, sino que, además, su actuar corresponde a una apología al odio que constituye incitación a la discriminación, la hostilidad y la violencia. Este tipo de actitudes en las redes sociales y declaraciones en medios de comunicación no se pueden confundir con libertad de expresión.

 

 PRUEBAS APORTADAS

 

  1. Video de la entrevista realizada por la señora Marta Lucia Ramírez Blanco en el programa Opina Bogotá del Canal Capital (anexo1).
  2. Imágenes de mensajes publicados por la señora Marta Lucia Ramírez en su cuenta persona oficial de Twitter: @mluciaramirez (anexo2).

Recibiré Notificación en la Carrera 7 No 8-68 Oficina 506B, edificio nuevo del congreso, en la ciudad de Bogotá D.C.

Cordialmente

ALIRIO URIBE MUÑOZ

Representante a la Cámara por Bogotá

[1] Colombia. Corte Suprema de Justicia.  Sala de Casación Penal, Sentencia 29117, julio 2 de 2008, M.P. Alfredo Quintero Gómez.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here